0 0
Potaje de Vigilia (garbanzos, espinacas y bacalao)

Comparte esta receta en tus redes sociales

O copia esta URL si la quieres compartir de otra forma

Ingredientes

Ajustar comensales:
300 grs. Garbanzos
300 grs. Bacalao desalado
250 grs. Espinacas
1 Cebolla
4 dientes Ajo
2 Huevos
1 Rebanadas de pan
2 cucharaditas Pimenton dulce D.O. La Vera
1 hoja Laurel
AOVE
Sal

Potaje de Vigilia (garbanzos, espinacas y bacalao)

Este potaje de Vigilia hazlo el día anterior ya verás la diferencia. Es sencillo de realizar e incluye principalmente tres grupos de alimentos totalmente recomendables.

Características:
  • Cocina Tradicional

Ingredientes

Te lo contamos...

Comparte

En la época de Cuaresma la tradición religiosa dictaba la «vigilia» o prohibición de comer carne. Podemos estar de acuerdo con ello o no, sin embargo, estas tradiciones han dejado su impronta en la cocina.

Una de ellas es este potaje de Vigilia, un guiso con legumbres, verdura y pescado que al margen de la tradición, es un plato fuera de serie para comerlo un día fresquito. Muy cómodo porque es de estos guisos que ganan de un día para otro.

Pasos

1
Hecho

En una olla añade los garbanzos y agua hasta cubrirlos unos 3 dedos. Los garbanzos han de estar ya cocidos, puedes utilizar botes de garbanzos en conservas. Si utilizas esta opción lávalos antes de añadirlos. Ponlo a calentar.

2
Hecho

En una sartén añade un poco de AOVE y dos dientes. Cuando empiecen a dorarse, añade los otros dos dientes muy picaditos. Cuando cojan color, añade la cebolla partida en juliana, deja que poche todo.

3
Hecho

Cuando haya cogido color y la cebolla esté transparente, retira los ajos enteros y ponlos en un mortero. Saca la sartén del fuego y espera que atempere, añade el pimentón y remueve. Este sofrito añádelo a la olla con los garbanzos. Si el agua está hirviendo, añade las espinacas frescas y deja que cueza 3-4 minutos.

4
Hecho

Mientras tanto, en la sartén frie la rebanada de pan en un poco de AOVE. Cuando tenga un color doradito, añade la rebanada al mortero donde estaban los ajos. Machaca todo hasta que quede todo bien triturado. Incorpora una cucharadita de pimentón, remueve e incorpora este majado a la cazuela con los garbanzos junto con la hoja de laurel.

5
Hecho

Preparamos el bacalao cortandolo en trocitos pequeños, casi como migas. Lo incorporamos al guiso y rectificamos de sal. Tapamos y cocemos a fuego muy muy lento durante unos 10 minutos. Mientras tanto, puedes ir cociendo los huevos.
Tenemos que ir removiendo nuestro potaje para que se mezclen todos los sabores. Lo aconsejable es hacerlo con un vaivén de la cazuela, o con una espumadera muy delicadamente.

6
Hecho

Como decíamos, si lo haces por la noche para el día siguiente, se potenciará el sabor. Cuando lo sirvas, pon medio huevo cocido a cada comensal. Buen provecho.

Raúl B.

Amante de la cocina y de la gastronomía de nuestro país. Me gustan los fogones, las cocinas típicas y las recetas tradicionales. Me gusta compartir lo poco que sé de cocina.

estpaghetti al frutti di mare
anterior
Espaghetti al frutti di mare
costillas asadas al horno
próxima
Costillas asadas al horno
estpaghetti al frutti di mare
anterior
Espaghetti al frutti di mare
costillas asadas al horno
próxima
Costillas asadas al horno